Que el oro es comestible es conocido desde la época de los faraones, cuando los egipcios de alto rango comían este metal noble por la gracia de Dios. Con el tiempo, esta costumbre sagrada, así como su expansión por todo el mundo, ha hecho que cambie el significado. De hecho, incluso en los tiempos de la Edad Media, el oro ya no se utilizaba con fines religiosos sino por el lujo que representa. Hay muchas historias que hablan de grandes banquetes con platos de oro, hechos no sólo en Italia, sino en toda Europa

Si la plata o el oro son puros, se ha decretado que su ingesta no es perjudicial para la salud. Esta es la base de la idea de crear una línea de productos en esta dirección, ya que hay una creciente corriente en el mercado alimentario de decorar y embellecer sus productos con estos metales preciosos.

No sólo es comestible el oro de 24 quilates (puro), sino también la plata y por lo tanto también todas las aleaciones realizadas sólo con estos dos elementos. Por esta razón, más que el oro puro, es el de 23 kt, el más utilizado por nuestros clientes, ya que la presencia de plata, aunque reducida, permite reducir costes sin pérdida en términos de calidad o efecto escénico. Al aumentar el porcentaje de plata, el producto se va haciendo más pálido hasta llegar al extremo opuesto, la plata pura.

Dentro de esta gama de quilates, nuestra producción es capaz de satisfacer cualquier petición.

Nuestros productos se venden:

Polvo en latas de 1 g

Escamas en las latas de 1 y 2 g

Librillos de 25 hojas de varios tamaños

Shabin en bolsas de 125 gr

Formatos librillos


Brambilla Battiloro S.r.l.
Socio unico
C.F./P.Iva: 08003990150
REA: MI – 1200516
Cap. Soc. i.v. € 10.400,00


Tel. (+39) 02.9987313
Fax (+39) 02.9987682
e-mail: brambilla@battiloro.it
skype: brambilla.battiloro


Sede produttiva e commerciale:
Via Buozzi 2, 20030 Senago (MI), ITALY
Sede legale:
Viale Zara 52, 20124 Milano, ITALY