Desde la antigüedad, el oro ha sido considerado un precioso elemento decorativo en pinturas, muebles, cornisas y otros objetos. Según algunos estudios, parece que el arte de dorar nació de la idea de preservar en el tiempo el objeto dorado.

Los primeros en utilizar el oro como elemento decorativo fueron los egipcios, habiendo testimonio de su trabajo experto  en este metal, de la fundición a la laminación, hasta la realización de hojas. 2120678_mu Las primeras hojas fueron encontradas en la tumba de Tutankamon, siendo esta una prueba clara de que ya existίan los “battiloro”.

Otro testimonio de que los egipcios eran expertos en el procesamiento del oro está en las pinturas murales que representan a los artesanos que realizan todas las labores relacionadas con la extracción del oro y su laminación. Posteriormente, cuando los egipcios llegaron a Grecia y Roma a través de la navegación,desarrollaron diversas técnicas para poder utilizar el oro sobre mármol, textiles, cuero y vidrio.

6251693_s En la época del cristianismo, se desarrolló una decoración típicamente religiosa, donde se muestran imágenes o iconos sagrato en el centro de gran cantidad de oro. En estas obras, el oro representa la luz divina, la presencia de Dios.

Paralelamente a la utilización de oro verdadero, se trató de producir barnices y pinturas que se asimilasen al precioso metal. Estan tratamientos que se han transmitidos a través de los siglos por los monjes, que escribieron acerca de las distintas recetas para estos barnices.

A partir de la Edad Media la “concha de oro” comenzó a tener un gran uso, ésta en un polvo de oro mezclado con colas naturales que se conserva en el interior de la concha de un molusco y que puede utilizarse a modo de acuarela. 10099628_s Los métodos de la doradura más difundidos son como en nuestros dίas, la doradura “al agua” y la “a missione”. Entonces nacieron las escuelas de doradura especializadas en varios ámbitos.
En Francia los primeros muebles dorados son de la época barroca. Los muebles o conisas doradas con el sistema “al agua” presentaban partes bruñidas, es decir, brillantes, mediante la utilización de la piedra del ágata, pudiéndolos dotar asί de un bello contraste entre partes lúcidas y opacas.

Probablemente los orίgenes de la doradura “a mecca” se remonta a la antigüa China, pero no se encuentra su desarrollo hasta el siglo XVII, en Venecia. Este tipo de doradura consiste en la utilización de un barniz de base alcohólica y pigmentos naturales de la tierra sobre una superficie plateada para dar un efecto dorado.


Brambilla Battiloro S.r.l.
Socio unico
C.F./P.Iva: 08003990150
REA: MI – 1200516
Cap. Soc. i.v. € 10.400,00


Tel. (+39) 02.9987313
Fax (+39) 02.9987682
e-mail: brambilla@battiloro.it
skype: brambilla.battiloro


Sede produttiva e commerciale:
Via Buozzi 2, 20030 Senago (MI), ITALY
Sede legale:
Viale Zara 52, 20124 Milano, ITALY